2 años con Eric

Tal día como hoy de hace 2 años nació Eric, y nuestra vida dio un vuelco completo, que no por esperado fue menos vuelco. Ya somos tres, titulaba Laura en su blog hace dos años. Echando la vista atrás parece que fue ayer, pero a la vez, hemos hecho tantísimas cosas en estos dos años y ha crecido tanto, que cuando veo las fotos a veces no parece casi ni el mismo niño. Y es que ahora es ya más niño que bebé.

Acabado de nacer, con papá

Eric con menos de una hora de vida. Esperad que se me cae la baba…

Puedo recordar como si fuera ayer cuando se abrió la puerta de la habitación y vi entrar una cunita con una pequeña personita que me pusieron inmediatamente en brazos. Yo, que siempre decía que no cuando gente con niños me decían que si quería coger a sus hijos, porque soy a veces algo manazas y tenía miedo de sujetarles mal la cabecita. Aterrado estaba.

En el sofá con papá

Y me pusieron a Eric en brazos y en ese mismo segundo ya sabía cómo tenía que sujetarle, le acomodé la cabeza en mi antebrazo, le miré, y me emocioné. Saber que vas a tener un hijo es genial, pero si eres el padre, como tú no lo sientes en tu interior, no ves más que una barrigota grande, y aunque de vez en cuando puedas sentir que se mueve, aunque hayas visto las ecografías, nada te prepara para ese momento cuando lo tienes finalmente en brazos.

papá

Con su mono de Ferrari y haciendo el tonto con su padre.

Y en estos dos años, podría mencionar momentos concretos, como el primer día que le probamos el mono de Ferrari que le compré en una Ferrari Store y cómo veíamos la Fórmula 1 los dos en el sofá, cuando le empezó a salir su primer diente o cuando se sentó con la espalda erguida por primera vez en Washington D.C., o cuando dio sus primeros pasos sin agarrarnos la mano.

El niño más guapo del mundo

A los 6 meses, más gordito y con cara de no haber roto un plato.

Podría mencionar la cara de bueno que tenía a los 6 meses y la cara de pillo que tiene ahora, cuando te mira con una medio sonrisa antes o después de hacer una trastada, o podría contaros cuando se ponía a saludar a cualquier Toyota Prius que veía por la calle, o cuando se acerca a los perros que ve por la calle y les dice “hola guau” y les acaricia. O lo guapísimo que estaba vestido de chulapo, con el traje que le hizo Laura con pocos medios pero muchísima imaginación. Podría hacerlo pero daría la impresión de que en estos dos años ha habido momentos puntuales interesantes y ya, pero no, cada día a su lado ha sido algo nuevo, algo diferente, algo maravilloso.

14052011EricW3-29

Su segundo año vestido de chulapo, con una cara de pillo increíble.

Desde luego, Eric nos ha cambiado la vida, pero una cosa teníamos muy clara, y es que queríamos seguir viajando. Antes de que naciera recuerdo que hablábamos de que tal vez podríamos dejarle con mis suegros e irnos Laura y yo de viaje. Luego, cuando se acercaba el día del parto, empezamos a pensar que también podría viajar con nosotros, pero que haríamos viajes más cortos y a destinos más cercanos.

19082010DC-blogdia4-11

A los 8 meses, en la Universidad de Georgetown, en Washington D.C.

Y cuando nació y llegó la fecha de nuestras primeras vacaciones siendo tres, ni queríamos dejarle con nadie, ni queríamos irnos cerca, ni queríamos hacer un viaje de corta duración y ni cortos ni perezosos nos fuimos a Washington D.C. durante casi dos semanas. Y no podríamos haber tomado una mejor decisión. Al final, ya pasamos demasiado tiempo a diario sin él, en nuestros respectivos trabajos y él en su guardería, como para no aprovechar esas semanas de vacaciones que hay al año para estar los tres juntos a todas horas.

19122010miami_blogD8-30

Poco antes de su primer cumpleaños, en South Beach, Miami.

Requiere algo más de planificación, desde luego. Y una mejor organización de los tiempos, de las cosas que hacer, y desde luego, al igual que estando en Madrid tu vida gira en torno al pequeño de la casa, estando de viaje pasa exactamente igual. Hemos tenido que hacer cenas a las 18:30 de la tarde para estar de vuelta a su hora del baño y cena, hemos tenido que pedir más servicio de habitaciones que de costumbre, o pasar por tiendas de conveniencia más a menudo a comprar algún sándwich o similar.

Con papá y mamá

Foto familiar el día de su primer cumpleaños.

Hemos tenido que investigar qué supermercados había cerca y en cuáles vendían comida para niños que nos diera cierta seguridad. Hemos tenido que incluir mucha ropa suya en la maleta, y muchos pañales, y preparar leche en polvo, agua caliente, llevar termos, y cargar con más trastos de lo normal en el equipaje de mano. Hemos tenido que malabares cuando nos servían la comida en el avión y aguantar un montón de rato con Eric en brazos en la cola de inmigración en Estados Unidos.

24062011-EricCubelles6

Disfrazado de croqueta humana, en Cubelles, Barcelona.

Pero nada de esto es imposible de realizar, nada es demasiado duro cuando haciéndolo puedes disfrutar de tu hijo en las vacaciones, allá donde decidas ir. En muchos casos, nosotros hemos decidido disfrutar de esas vacaciones familiares lejos, pero algunas también las hemos pasado en sitios cercanos, así que todo es posible (Todavía recuerdo cómo Eric parecía una croqueta en la playa en Cubelles, me parto con esas fotos y con su cara seria y concentrada jugando con la arena).

10082011-CapeCodD1_3

En la piscina del hotel de Cape Cod, con 18 meses. La cara de bicho es tremenda ya.

¿Pero sabéis lo más importante? Ahora disfrutamos mucho más de los viajes que antes. Nos encanta ir a sitios con Eric en los que ya hemos estado y enseñárselos, o descubrir los tres sitios nuevos. Nos encanta ver cómo abre los ojos cuando ve cosas nuevas, cómo juega y camina y se divierte en esos sitios a los que vamos. Nos encanta pensar en él a la hora de planificar un viaje, dónde va a comer, qué va a comer, qué actividades podemos hacer para él. Podríamos hacer todo eso en otros lugares, sin irnos tan lejos, pero lo bueno es que podemos seguir yendo a los sitios a los que íbamos antes, pero con una personita más a nuestro lado.

18082011-BostonD712

Disfrutando del agua en Boston, con 18 meses. Esa sonrisa me vuelve loco.

Próxima parada: Japón. Con sus neones, sus decoraciones navideñas, su gentío. Estoy seguro de que Eric disfrutará enormemente, y nosotros con él disfrutaremos el doble.

Gracias por estos dos años, Eric.

Deja un comentario

12 comments

  1. ¡Feliz cumpleaños, Eric!

    El tiempo pasa a una velocidad de vértigo.
    Hoy mi peque cumple 9 meses, también estuve repasando fotos y es brutal como pasan de bebés a niños…
    Jeje… me gustó la foto de la clínica, también tengo fotos con esas cortinas ;-)

    No hay que dejar de hacer cosas por tener peques, hay que adaptarse un poco y ya está. Nos pasa como a vosotros, los planes nos gusta hacerlos con niña, sin ella no se disfruta igual :-)

    Disfrutadlo mucho, familia!!

  2. Genial post. Disfrutad mucho y seguid así de felices. Ya os pediremos consejo nosotros ;)

  3. Yo cuando tenga niños quiero ser como vosotros! Me parece admirable y siempre is pongo de ejemplo cuando le digo a mi ermana que puede hacer un viaje largo con mi sobre que cumple 5 meses ahora…vamos,que ir con un baby significa planificar mucho más,pero no es misión imposible :)

    Muchas felicidades a Eric y que disfrutéis muche de vuestro viaje a Japón!!! (envidia sana xD)

  4. Dios..fe de errata…hermana con “H”!!!! Las prisas escribiendo con el Ipod xD

  5. Qué bonitas!!! Un abrazo a los tres y feliz Navidad!

  6. Aitor

    hola,

    Soy el afortunado papa de una preciosidad de nena que cumplirá 2 años el próximo marzo, comparto vuestra afición por los viajes (ademas de la fotografía), y he de reconocer que me ha encantado la entrada.

    La verdad es que desde que ha nacido la niña y aunque no hemos dejado de viajar lejos (china, cuba…), únicamente nos hemos atrevido a llevarla este verano a Lanzarote, en los demás viajes la hemos “desterrado” con los abuelos, supongo que por el miedo de que pueda pasarle algo tan lejos de tu habitat, pero ciertamente se la hecha muchísimo de menos.

    Creo que para el siguiente no dudaremos en armarnos de valor y llevarla con nosotros.

    Que pena que no pueda subir una foto en el comentario para presentárosla… :)

    Un abrazo para los tres, Feliz cumpleaños Eric!!.

  7. Luis

    Gracias a todos por los comentarios!!!!

    @Guada, en efecto, no hay que dejar de hacer cosas. Algunas son diferentes, otras directamente igual sí las dejas de hacer, pero se puede hacer casi de todo :D

    @Elio, con lo que os gusta a vosotros ir a USA, como nos pasa a nosotros, ya veréis como no tenéis problemas.

    @Mamen, claro que se puede viajar! Planificas más, y más orientado al peque, pero ya está. Y el equipaje lo llevas lleno de cosas para el pitufo, pero ya está :)))

    @Cris, @Gonzalo, gracias!!!!

    @Aitor no tienes un enlace a alguna foto? :D Yo no dudaría, de verdad. Quizás no a todos los destinos me lo plantearía, porque al final tienes que buscar sitios donde te sientas seguro de que encontrarás cosas para el pequeñajo, pero ya. Probadlo y veréis ;)

  8. Sólo diré que me ha emocionado, así que no puedo imaginar lo que sentiréis vosotros. Muchas gracias por el post. Ha sido una pasada.

    ¡Feliz cumpleaños, Eric! ¡Felicidades, papis! :)

  9. Luis

    Gracias por el comentario Wil!!! Pues eso, nosotros estamos encantados, nos chifla tener a Eric a nuestro alrededor y verle crecer :)

  10. Con padres como vosotros, ser hijo tiene que ser también una pasada. Estoy ansiosa porque Eric cuente cómo lo ve él!

  11. Luis

    Bueno, Eric siendo hijo, tendrá que quejarse sí o sí, aunque haya cosas que le gusten, que con los hijos ya se sabe, nunca están contentos :DDD