Uno de los lugares más bonitos que he tenido la suerte de pisar es Bora Bora, aunque hace ya demasiados años de aquello (casi 7 ya!). La laguna en todas las islas que componen la Polinesia Francesa, o Tahití y sus Islas, como lo llaman ahora, es espectacular, y la mezcla de azules te deja boquiabierto. Casi parece que te hubieran puesto dos filtros polarizadores en los ojos.

Bora Bora lagoon

La foto está tomada subiendo en dirección hacia el Monte Otemanu, de camino a los cañones que se colocaron en la Segunda Guerra Mundial y que nunca se utilizaron (aunque estos cañones os los enseño otro día).

Me gusta la foto porque se ven los diversos motus cerca de la barrera de coral que separa la laguna del océano, las diferentes profundidades de la misma, etc. Y también porque me trae muy buenos recuerdos, seamos sinceros :)

Deja un comentario

4 comments