Archivo de etiqueta: hamburguesas
20 de junio de 2012

Zombie Bar Madrid, más opciones de hamburguesas en Malasaña

El Zombie Bar Madrid, o Zombie Bar Guilty Burgers, como dicen en su Facebook, es una de las últimas adiciones al panorama hamburguesero de Madrid y hace unos días, aprovechando que quedé para comer con el amigo Brucknerite, un antiguo compañero de carrera que hacía eones que no veía, nos fuimos a comer al Zombie Bar, a ver qué tal esas hamburguesas zombies.

Zombie Bar Madrid-4
Fotos de las hamburguesas y la review completa a un salto de distancia

2 de diciembre de 2011

Decepción en New York Burger: turnos en fin de semana

Este fin de semana, un grupo de amigos queríamos ir a comer a New York Burger, del que ya os he hablado en más de una ocasión, y aprovechar para ir con la familia, incluyendo a los niños. Pero el sistema de turnos que ha puesto en marcha New York Burger durante los fines de semana nos lo ha impedido.

Es curioso, porque una de mis primeras opiniones es que New York Burger era kids friendly o perfecto para ir con niños, porque contaba con tronas, era no fumador (justo antes de que entrara la actual ley en vigor), con lo que podías ir con los pequeños sin problemas. Mi opinión, por supuesto, ya no es ésta.

New York Burger

Pero cuando tienes niños bastante pequeños, que duermen siesta de 12 a 14 horas, y que meriendan a las 16 horas, lo idea es poder comer a las 14:00 o 14:30 horas para dejarles dormir y para luego poderles dar la merienda sin ningún tipo de distracción. Horas a las que puedes reservar sin problemas entre semana, pero en fin de semana sólo te ofrecen las 13:30 o las 15:30.

Y es que si tienes que ir a las 13:30, a tu hijo no le dejas dormir casi nada de siesta, y luego estará bastante insoportable, con razón, y posiblemente el resto de comensales se molestarán, también con razón. Y si estás comiendo una hamburguesa, con las manos, arremangado y bien pringado, a ver quién es el guapo que le da la merienda al pequeño. Que si hay que hacerlo se hace, y no sería la primera vez que se nos queda la comida fría y no la disfrutamos. Pero precisamente uno queda con los amigos para salir a comer porque quiere disfrutar, y porque piensa que se puede acomodar el disfrute con el cuidado de sus hijos, sin hacer de menos a nadie.

Entiendo que los restaurantes quieran maximizar sus beneficios, pero estamos hablando de un restaurante de hamburguesas, que aunque más gourmets de lo normal, no deberías estar dos horas para comer ni en sueños. E incluso sin tener hijos, los turnos del fin de semana resultan un tanto extraños, porque las 13:30 es un poco temprano para meterte una gran hamburguesa entre pecho y espalda, y más si te has levantado algo tarde, mientras que las 15:30 es demasiado tarde.

NYBurgerRecoletos-1

Además, que cuando uno va a un restaurante, lo que quiere es poder disfrutar de la comida sin presiones de horario. En el primer turno, tienes la presión de que tienen un segundo turno esperando y te meten prisa. En el segundo, y seguro que os ha pasado en alguna ocasión en otros sitios con turnos, empiezan a recoger cuando todavía estás comiendo, casi como si no existieras, y prestan más atención a recoger y preparar todo para la noche que a ti como cliente.

Con la rápida rotación de mesas que tienen este tipo de restaurantes, y permitiendo esas reservas con sólo media hora de diferencia entre semana, está claro que los fines de semana simplemente prefieren tenerlo todo mucho más controlado y, sobre todo, tener muchos más clientes, aunque les obligues a comer a horas que no les apetecen. Yo creo que es una mala idea, porque por un lado pierden clientes como nosotros, que ya no vamos a ir, y por otro lado porque el jefe de sala, por muy informatizado que se tenga el sistema de comandas, va a tener que atender a la vez a un número de mesas muy grande, con lo que algunas van a ver como se les atiende tarde, otras verán como la comida tarda en llegar, y al final, la experiencia de usuario se verá mermada.

¿Quizás ocurra que cuando un restaurante se hace demasiado popular se olvida de cuidar a los clientes? No lo sé  y aunque seguramente exagero, he quedado muy decepcionado con New York Burger.