Los que me seguís en redes desde hace tiempo me leíais de vez en cuando (demasiado a menudo, desgraciadamente) de continuos problemas con el hosting en el que tenía alojados mis blogs. Y quizás mi blog personal dé un poco más igual, pero con la cantidad de horas que le dedicamos a Japonismo, tener el
Seguir leyendo