Poco antes de que comenzara el verano de 2016 volví por trabajo a Sevilla. Un viaje relámpago pero que aun así aproveché bastante. Hacía 16 años que no pisaba la ciudad. Pero no, no es que no me gustara y por eso no hubiera vuelto. Estuve dos veces muy seguidas en el año 2000, con
Seguir leyendo