60 años de la reina Isabel II y una cena en Bristol Bar

Seguro que lo habréis visto en periódicos que este año se cumplen 60 años del acceso al trono de la reina Isabel II, o lo que es lo mismo, el jubileo de diamante. Sí, ya sé que aquí tenemos nuestros propios reyes, pero lo divertido fue que nos juntamos varias personas a cenar en Bristol Bar, uno de los templos del gin tonic en Madrid, donde también tienen una interesante cocina de inspiración británica, para probar el menú conmemorativo por el Jubileo de la reina.

Bristol Bar-1

Su propietaria, Ellie Baker, es británica además de enóloga, y claro, qué mejor momento para hacer algo especial y ofrecer un menú de 6 platos, uno por cada década de Isabel II en el trono, y culminado con un gin tonic con ginebra -ish, de la que ella y su marido son los distribuidores en España, una ginebra muy interesante con 5 destilaciones y 11 botánicos, incluyendo doble ración de enebro.

Bristol Bar-17

Lo interesante de estos platos es que no estaban escogidos al azar, sino que cada uno de ellos fue importante en el Reino Unido en esa década, y Eli, sentada a la mesa con nosotros, nos los iba explicando. Por cierto, que vaya decoración interior que tiene Bristol Bar, desde luego cuidan los detalles al máximo, con sus salones panelados en madera y sus bancadas con cuero rojo. Mola :)

Bristol Bar-2

Comenzamos con una English Garden Pea Soup, o crema de guisantes, que representaba la década de 1950, y es que según nos contaba Eli, en aquella década este plato se podía ver en todos los hogares británicos, y su color verde apagado nos contó que reflejaba el espíritu de aquella década: mucha niebla y smog. Yo, que no soy nada fan de los guisantes, la encontré rica, así que eso dice mucho.

Bristol Bar-8

El siguiente plato, de la década de 1960, fue el Prawn Cocktail o cóctel de gambas con salsa rosa. Empezó a ponerse de moda en celebraciones como bodas en aquella década, y su popularidad fue tal que saltó fronteras y es que en celebraciones también en España de hace años era uno de los platos estrella.

Bristol Bar-9

De allí saltamos a la década de 1990, para probar el Anglo-Indian Monkfish o brocheta de rape sobre biryani de verduras. Eli nos contaba que en aquella década, con el aumento de inmigrantes de origen indio a Gran Bretaña, empezaron a proliferar los restaurantes indios e incluso las tiendas de barrio regentadas por indios, y el rape se popularizó tanto que fue el pescado más consumido en aquella época. El biryani, además, nos contó que es un plato que no es autóctono de la India, y que allí es complicado encontrarlo, porque es más bien algo que crearon los británicos al contacto con la India, una especie de fusión gastronómica antes de que se le empezara a llamar así.

Bristol Bar-10

Entonces volvimos un poco atrás, a la década de 1980 para probar el Magret L’Orange o magret de pato a la naranja, que sé que pensareis que no es muy británico que digamos, pero Eli nos contaba que en aquella década la cocina francesa acaparó todos los titulares y cualquier cocina que se preciera tenía que hacer platos de influencia francesa, y en Gran Bretaña el pato a la naranja fue uno de los más populares (como en casi cualquier otro país, dicho sea de paso).

Bristol Bar-12

Con esto acabamos los platos principales y pasamos al postre, el Angel Delight o «delicias de ángel», que no es sino una mousse de fresa, muy típica de la década de 1970, cuando se popularizó la «comida instantánea», o platos que se podían preparar añadiendo unos polvos a la leche, por ejemplo, como los flanes que seguro que muchas madres nos preparaban cuando éramos pequeños. Nos decía Eli que su propia madre les servía con cierta frecuencia esta mousse de fresa, y eso que en teoría no era muy aficionada a este tipo de cocina con polvos.

Bristol Bar-13

De ahí pasamos al nuevo siglo y a la década de 2000, con unas Organic Chocolate Truffle o trufas caseras de chocolate orgánico, y es que el año 2000 trajo consigo nuevos hábitos en los consumidores, una mayor preocupación por el origen de los alimentos y un auge de productos orgánicos y procedentes de comercio justo, con lo que estas trufas 100% orgánicas son perfectas para marcar esta última década de reinado de Isabel II.

Bristol Bar-14

Y como para comenzar la década de 2010 con buen pie, qué mejor que acabar la cena con un gin tonic, ¿verdad? Como os decía al principio, la ginebra seleccionada fue -ish, distribuida por la propia Eli y que es de estilo seco, como las que a mí me gustan, con tónica Schweppes Premium, la que lleva azúcar natural. De todas formas, Bristol Bar es un lugar impresionante para ir si os gusta el gin tonic, porque tienen una carta con unas 120 referencias de ginebras, y es una pasada entrar en el local y ver las vitrinas llenas de botellas de ginebra, muchas de las cuales no las habremos visto en la vida.

Bristol Bar-6

Ah , este menú conmemorativo que probamos estará disponible en Bristol Bar del 1 al 5 de junio, para un mínimo de 2 personas, al precio de 60 euros en total. Y si piensas que 2 personas van a comer 4 platos y 2 postres, más un gin tonic con buena ginebra por 30 euros cada uno, la verdad es que resulta un precio de lo más interesante.

El resto de fotos las tenéis en un set de Flickr, como siempre. Y si queréis pasar por Bristol Bar, lo tenéis en la calle Almirante 20 de Madrid, muy céntrico.

Imagen por defecto
Luis

Luis es el fundador y director de Japonismo.com, la mejor página web sobre Japón. Tiene un máster en estudios contemporáneos de China y Japón y además es ingeniero de telecomunicación. Antes de dedicarse a Japonismo fue program manager en Google, en Londres.

Artículos: 577

3 comentarios

  1. Los platos no es que sean típicos, es que es lo que siguen comiendo los ingleses. Me he partido el culo especialmente con Ángel Delight, mi compañero de piso se come 5 a la semana.

    Es interesante la idea, pero los platos son excesivamente sencillos. Hay cosas típicas mucho más ricas.

  2. Hombre Samuel, es que el sitio no es un lugar donde ir por la comida, aunque tengan cositas que no estén mal :) Por eso los platos eran tan sencillos.

    Pero sí, mola ver que incluso hoy en día se sigue comiendo lo mismo jajaja

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies