Profundidad de Campo

Fotos que nunca te enseñé parte 3

Perdonadme si llevo demasiado tiempo con el blog parado. Entre vacaciones y luego mucho estrés (del trabajo, el máster y de todo), no he tenido tiempo de nada. Así que voy a seguir mostrándoos fotos que antes no he sacado por aquí, y en este caso muy antiguas, además. Si queréis ver las anteriores, hay un post original y luego una segunda parte, aunque en ambos casos, de fotos más recientes.

Había pensando en hacer un propósito del tipo de “voy a escribir más” y cosas así, pero al final las palabras se las lleva el viento y no quiero que mi blog sea otro más de los que prometen de todo y luego no cumplen. Así que simplemente, me limitaré a escribir entradas, aunque sean bastante sucintas como esta, cuando el tiempo me lo permita. Y en cualquier caso, gracias por estar ahí y por leer y mirar :)

En este caso no tengo las fotos procesadas a mayor tamaño y, como veréis, era bastante peor fotógrafo entonces que ahora. Pero a mí me traen recuerdos de viajes hechos, a Liubliana, a Bilbao, a Ginebra, a Nueva York, a Chicago, a las Seychelles… La verdad es que si lo pienso, he viajado bastante. Y pienso seguir haciéndolo, claro.

Hay fotos que son curiosas o de sitios más cercanos. Por ejemplo en la que salgo delante del skyline de Chicago, que parezco el hombre del tiempo. Casi como Bill Murray en el Día de la Marmota, repitiendo el día una y otra vez. Y es que ese día hacía frío, mucho frío. Pero no, no se repitió el día :)

Luego hay fotos de la playa de Cubelles, en la costa de Barcelona, donde mis suegros tienen un piso y a veces hemos pasado días allí en plan relax. Esa vez fue en una Semana Santa y aproveché para llevarme el trípode y hacer fotos con larga exposición, que me encantan.

La de Bilbao es de las escaleras exteriores del Guggenheim, de un viaje de trabajo para conocer el restaurante Nerua, recién abierto por aquel entonces. Ese viaje lo organicé yo para medios y bloggers y salí muy contento con cómo resultó.

Y hablando de trabajo, la foto de la cabina del S-112 en una circulación en pruebas entre Madrid y Valencia, una semana antes de la apertura comercial de esta línea de AVE. Otro viaje con bloggers que organicé y del que estoy muy orgulloso. Además, con lo que me gustan los trenes, no podía dejar pasar la ocasión de colar alguna foto aquí de esto, ¿verdad?

En fin, espero que os gusten.

Salir de la versión móvil