The Good Burger

The Good Burger, con la expansión baja la calidad

La primera vez que probé las hamburguesas de The Good Burger sólo había dos locales, en Madrid y Huelva, y en sendos centros comerciales. Desde entonces, la expansión de esta franquicia del Grupo Restalia ha sido imparable, y sólo en Madrid cuenta ya con 5 locales y otros 2 de próxima apertura en el momento de escribir esto.

The Good Burger San Bernardo-3

De estos 5 locales, 3 son en calles muy céntricas y transitadas, con lo que la exposición de The Good Burger al gran público es brutal e, imagino, el volumen de negocio. He podido estar en los locales que tienen en la calle San Bernardo y en la calle Mayor, y mi opinión no es tan positiva como lo fuera inicialmente.

¿Qué ha empeorado en The Good Burger?

Para que quede claro, casi mejor lo pongo en una lista. No son muchas cosas, pero tienen que ver con el producto, lo que hace que la experiencia final diste de ser todo lo buena que podría.

  • Aumento de precios. Que la hamburguesa TGB, la que lleva lechuga, tomate, bacon, queso y su salsa especial costara sólo 3,5€ era casi increíble. Ahora cuesta 4€. Al igual que los helados, que el pequeño ha pasado de costar 1,5€ a 2€. En ningún momento se dijo «son precios de lanzamiento» ni se ha dado explicación alguna al repentino aumento de precios. Que 4 euros por hamburguesa no es mucho, a priori, pero la subida en porcentaje es considerable, sobre todo teniendo en cuenta que la calidad del producto, a mi juicio, ha bajado, y que además no llevan patatas (y el bacon es casi inexistente).
The Good Burger San Bernardo-4
  • El pan. El pan nunca fue tan bueno como el de Shake Shack (que era lo primero que venía a la cabeza al comparar las fotos, que parecen calcadas). Pero no estaba tan mal. Ahora viene tan aplastado, tan poco tostado y sin terminar de abrir, que cuando llega la hamburguesa, el pan no cubre ni la mitad de la carne. Si la pides doble, además, se te deshace en las manos.
  • La carne. En mi recuerdo, la carne era más tierna la primera vez que la probé. No sé si habrán recortado costes utilizando piezas de menor coste para la carne de las hamburguesas, pero lo cierto es que no resulta tan tierna.
  • Las patatas, frías. Es casi un mal endémico que cuando pides patatas con salsa de queso, esta esté, como mucho, templada. Cuando no fría. Pero al menos al principio las patatas estaban recién hechas, crujientes. En mis dos últimas visitas, las patatas llevaban un rato hechas, con lo que estaban blandas y dejaban mucho que desear.
The Good Burger San Bernardo-5
  • Las bebidas refrescantes. Tienen más gas que nunca, supongo que para que no rellenes demasiadas veces el vaso. Al final quien más quien menos ha bebido Coca Cola mil y una veces, y ya sabe lo que esperar. Y en bebidas de máquina, tiendes casi a esperar que esté más aguada que en botella. Aquí, al revés, más gaseosa de lo normal.

Vamos, que aquella comparación de «son como el Shake Shack español» no podría ser menos cierta. Lo bueno es que tienen un gran grupo detrás, con mucho músculo para que las cosas vuelvan a su ser. O igual todo está igual y yo en este tiempo me he vuelto más exquisito. Lo cierto es que ya no me parecen tan buenas. Y lo cierto es que no, no creo que todo esté en una opinión concreta, realmente creo que han bajado la calidad (¿he intentado ser demasiado humilde, tal vez?).

The Good Burger San Bernardo-1

Como curiosidad, estuve en la inauguración del local de San Bernardo, que la verdad es que es una pasada, con espacios hasta para conciertos en directo. Pero hamburguesas no probé ni una, de la locura que fue y la mala organización. Por eso, con tranquilidad, me fui unas semanas después a probarlas de nuevo, sin ningún tipo de presión.

Luis
Luis

Luis es el fundador y director de Japonismo.com, la mejor página web sobre Japón. Tiene un máster en estudios contemporáneos de China y Japón y además es ingeniero de telecomunicación. Antes de dedicarse a Japonismo fue program manager en Google, en Londres.