Peggy Sue's

Peggy Sue’s, el comienzo de la fiebre por las hamburguesas

ACTUALIZACIÓN: la cadena Peggy Sue’s cerró todos sus restaurantes y cesó sus operaciones en 2020.

Peggy Sue’s es una cadena de hamburgueserías con estética diner que comenzó su andadura en Madrid en 2006. Inicialmente era una cadena pequeñita y muy local, pero al ver el éxito pasó al modelo de franquiciado y desde entonces ha abierto bastantes más locales por toda España. De hecho, los podéis encontrar en ciudades como Bilbao, Valencia, Sevilla, Vigo, Albecete, y muchas más que podéis consultar en su web.

PeggySue-2

Ellos mismos dicen que son los responsables del revival de la hamburguesa que se ha vivido en España y de la estética diner para este tipo de locales. Desde luego, Peggy Sue’s ha sido uno de los restaurantes de hamburguesas precursores en el boom, porque aunque otros como Alfredo’s Barbacoa llevan más años, no ha sido hasta hace relativamente poco que ha habido el boom que conocemos actualmente.

El local

Como ya digo, la estética del local es de estilo diner años 50. ¿Recordáis las escenas en Grease donde los protagonistas se juntaban para comer hamburguesas y batidos? Pues lo único que falta es ver a las Pink Ladies para pensar que nos hemos metido en una máquina del tiempo.

PeggySue-8

En todos los Peggy Sue’s hay, además, unas jukebox pequeñitas que según dicen han sido restauradas por ellos y son totalmente funcionales, con lo que sólo tienes que seleccionar la canción que quieres escuchar, y ésta se añadirá al hilo musical. No todas las mesas tienen una jukebox, de hecho, en algunos locales sólo están disponibles en la zona de la barra, pero merece la pena juguetear un rato con ellas.

En cuanto al espacio, los Peggy Sue’s son normalmente bastante pequeños, con algunos sitios adicionales para comer en la barra. En el de la calle Belén de Madrid, que es al que corresponden estas fotos, existe algo más de espacio lo que hace que entre semana se pueda ir a comer aun sin reserva.

El menú

El menú de Peggy Sue’s es bastante sencillo, e incluye algunos entrantes además de hamburguesas, perritos, pizzas, y algunos postres.

PeggySue-14

Como las hamburguesas no incluyen patatas, no está de más plantearse pedirlas aparte, de entre los tres tipos que hay: normales (3,50€), con queso cheddar y bacon o con queso azul y bacon (en ambos casos, 3,95€). Eso sí, pensad que por el tamaño que tiene la ración, suele ser más que suficiente para dos personas.

Lo único que falta (en Peggy Sue’s) es ver a las Pink Ladies para pensar que nos hemos metido en una máquina del tiempo

El principal problema que encontré a las patatas, y he probado tanto las de queso cheddar y bacon como las de queso azul y bacon, es que la salsa de queso es demasiado artificial, como la salsa que le echan a los nachos cuando vas al cine, y además está fría. Los tacos de bacon, además, también están fríos, lo que nos hace pensar que han sido cocinados hace un buen rato y simplemente se añaden al producto final.

PeggySue-6

En cuanto a los postres, podemos encontrar cosas típicas como el brownie o la tarta de queso, que tienen unos precios razonables. En el caso del brownie (3,95€) sorprende lo densa que es la salsa de chocolate, que se te pega al paladar y tiene un gran sabor. El secreto es que Peggy Sue’s utiliza chocolate Nestlé derretido, en lugar del típico sirope. Sin embargo el brownie es un simple bizcocho de chocolate que, además, el día que lo probé yo sólo tenía 3 trozos de nuez (había tan pocos que fue fácil contarlos).

PeggySue-19

La tarta de queso estilo New York con frambuesas por encima (3,95€) es correcta y está buena, nada que objetar en este caso.

Las hamburguesas

En Peggy Sue’s nos dicen que las hamburguesas son de carne de ternera de primera totalmente fresca, lo que desde luego ya es un buen punto de partida, aunque no se pica en el local, sino en sus cocinas centrales de Getafe. Sólo se ofrecen en un tamaño, eso sí, 140 gramos, que para algunos puede ser más que se suficiente y para otros quedarse cortos.

Hamburguesa James Brown con extra de bacon
Hamburguesa James Brown con extra de bacon

El pan está elaborado especialmente para ellos y está hecho con cerveza Guinness, y desde luego es uno de los puntos fuertes de la hamburguesa aunque por lo general viene entre poco y nada tostado. Ya sabéis que me suele gustar que esté algo más tostado que esto, pero bueno, esto son manías mías. Manías con una explicación detrás, eso sí, que con el pan poco tostado si la hamburguesa es jugosa acabas con el pan desintegrado.

Hamburguesa Peggy Sue's con extra de tomate
Hamburguesa Peggy Sue’s con extra de tomate

Existen únicamente cuatro opciones de hamburguesa. Por un lado tenemos la Peggy Sue’s (6,35€) que lleva cebolla a la plancha, ketchup, mostaza y relish, que es una salsa dulzona a base de pepinillos picados, que aunque por lo general me gusta mucho, en este caso es excesiva porque su sabor dulzón resulta demasiado potente y tapa al resto de la hamburguesa. Yo la pedí con queso y bacon de extras, y se puede ver en las fotos que el queso lo colocaron debajo de la hamburguesa con lo que no se había derretido en absoluto, y el bacon parecía más cocido que a la plancha, sinceramente.

PeggySue-17

Luego tenemos la Mary Lou (6,45€) con cebolla a la plancha, queso azul, bacon y mostaza, que sospecho que llevará la misma salsa de queso azul que las patatas. También tenemos la Aretha Franklin (6,45€) con lechuga, tomate y cebolla cruda en rodajas y la James Brown (6,75€), con queso, tomate, mayonesa y huevo frito. Echo en falta poder añadir un segundo trozo de carne a las hamburguesas, para aquellos que vayan con algo más de hambre.

Mi queja principal con Peggy Sue’s es que no preguntan por el punto de la carne, a pesar de que recomiendan comerla poco o media hecha. Esto se traduce en hamburguesas que, dependiendo del día que tenga el cocinero, o dependiendo del local al que vayamos, están más o menos hechas.

PeggySue-18

Los precios, a pesar de que cualquier cosa que no esté incluida en la descripción de la hamburguesa hay que añadirlo como extra, no son excesivamente caros. La sensación general al salir de un Peggy Sue’s no es mala, pero si nos paramos a pensarlo, hay bastantes cosas que podrían hacer para mejorar: preguntar por el punto de la carne y no cocinarla tanto, tostar algo más el pan, utilizar una salsa de queso diferente para las patatas y cocinar los tacos de bacon en el momento, y utilizar una mejor receta de brownie, por mencionar alguno.

Datos de interés

Como hay tantos locales de Peggy Sue’s, os dejo los datos del que yo conozco. Generalmente suelo ir a éste por lo que comentaba de que es algo más grande que otros que hay por Madrid y es más fácil encontrar sitio sin reserva. Si vais en fin de semana, eso sí, reservad si queréis poder entrar. Eso sí, por lo que dicen en la web, son bastante estrictos con la hora de llegada, para evitar que haya gente esperando. Hay más fotos en el set «Hamburguesas de Peggy Sue’s» en mi Flickr.

Lo que también hay que tener en cuenta es que sólo admiten reservas para turnos, a las 14:00, a las 15:00, a las 20:30 y a las 21:30. Y sólo mantienen las reservas durante 10 minutos. No es que en una hora no dé tiempo a comer sus hamburguesas, pero si quieres ir a comer a las 14:30, por ejemplo, o pruebas suerte o no hay otra manera, ya que no te dejan reservar a esa hora.

Por cierto que como suele ocurrir con muchos restaurantes, la web, aunque a priori parece respetar la estética diner y piensas «qué graciosa», a los 2 minutos quieres pegarte un tiro. Y el menú, que es justo lo más interesante, sólo está en PDF. Al final del todo tenéis el mapa de situación, para que no os perdáis.

Luis
Luis

Luis es el fundador y director de Japonismo.com, la mejor página web sobre Japón. Tiene un máster en estudios contemporáneos de China y Japón y además es ingeniero de telecomunicación. Antes de dedicarse a Japonismo fue program manager en Google, en Londres.