Probando la nueva carta de Estado Puro

No es la primera vez que cenaba en Estado Puro, ya que he estado en otras ocasiones, pero la que os cuento hoy era especial, porque los que allí estábamos tuvimos la oportunidad de probar los platos de la nueva carta y los nuevos vodka tonic.

Estado Puro-1

La cena fue curiosa, porque los invitados estábamos divididos en dos grupos: uno cenando en el Estado Puro que hay en la Plaza de Neptuno y otro en el que hay en la Plaza del Ángel. Y lo curioso es que en nuestros sitios había una carta con los platos a degustar, ¡pero no eran los nuestros, sino los de nuestros compañeros del otro grupo!

Estado Puro-5

En cuanto a las bebidas, me consta que el grupo de Neptuno fueron algo más convencionales, pero nosotros, de la mano de Ana Escobar, nos dejamos liar y pedimos vodka tonic, que como sabéis, es el combinado que casi todos los maestros cocteleros consideran que va a sustituir al gin tonic y que, de hecho, en muchos sitios empieza a tener más tirón que el gin tonic.

Estado Puro-14

La ventaja, de todas formas, de estar cenando en el Estado Puro de NH Palacio de Tepa es que aunque la carta de comida es la misma, allí también se especializan en coctelería, y su barwoman ha creado 9 combinaciones fantásticas de vodka tonic.

Pudimos probar vodkas rusos, polacos, suecos, franceses, holandeses, etc., cada uno aromatizado con algo diferente en función del proceso de fabricación del vodka, para que combinaran bien todos los sabores. Sé de alguna que comentó que eran un poco suaves, pero si os digo la verdad, a mí me gustaron mucho, más que nada porque con los que tomamos, si hubieran estado más cargados no habría salido vivo de allí.

La comida fue abundante, aunque les tuve que echar la bronca de que las mini-hamburguesas fueran del menú del otro grupo. Ni que no me conocieran :) Y el servicio fue también muy, muy agradable, lo que siempre ayuda a que la cena sea mejor. Os cuento lo que comimos.

Lo primero de todo, un gazpacho andaluz con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Muy suave y muy rico, y una muy buena forma de comenzar la cena.

Estado Puro-7

Lo siguiente fue la ensaladilla rusa con regañás, que quizás no era plato nuevo, pero sí uno de sus clásicos y que estaba tan rica como siempre.

Estado Puro-8

Seguimos con un bonito en escabeche que venía servido en una latita la mar de mona. Pero el bonito estaba tremendo y ese escabeche, para mojar pan. Madre mía qué rico.

Estado Puro-9

No podían faltar las croquetas de jamón, que son otro clásico de Estado Puro y que estaban estupendas

Estado Puro-10

Seguimos con unos mejillones tigres, ya sabéis, los mejillones empanados, que en el caso de Estado Puro dejan un retrogusto picante en el paladar cuando lo has comido que me parece genial. Buenísimo.

Estado Puro-11

Y llegaron las mini-hamburguesas. Pero no era de carne, sino de rape, con cogollos y “ketchup” de salsa vizcaína. Muy ricas, os lo digo de verdad, aunque yo sea más de las de toda la vida con ternera o buey.

Estado Puro-13

La bomba de carne, que ya había probado previamente, estaba buena también pero no me pareció demasiado espectacular.

Estado Puro-12

Luego llegó un pollo asado y marinado, que a priori tenía un olor y una apariencia espectacular, y era una buena ración. La realidad es que cuando cortabas un trozo de pollo pegado a la piel, que era la que tenía todo el sabor, estaba muy rico, pero el resto del pollo resultaba algo más soso y con un sabor más convencional a pollo asado. Rico, sí, pero no espectacular. Lo que si fue espectacular del pollo fue la espuma de gin-tonic que te sirven para beber junto con el pollo, que estaba deliciosa, entraba sola, y me habría tomado litros y litros si hubiera podido.

Estado Puro-15

Un poco llenos ya, había que dejar sitio que venía el risotto de queso de tetilla ahumado y pulpo. Sólo puedo decir que me encantó. Esa mezcla italiana y gallega me pareció muy conseguida, y como el resto de amigos ya estaban algo llenos, yo seguí metiendo el tenedor.

Estado Puro-19

Y ya cuando parecía que no podríamos con nada más, nos sirvieron una riquísima ternera de Guadarrama cortada en tacos. Un poco más hecha de lo que me gustaría, pero muy sabrosa pese a eso, a pesar de su sencillísima preparación.

Estado Puro-21

El postre, una versión de la clásica tarta sácher, pero en vaso, que me encantó y me terminé visto y no visto, y eso que no me cabía nada más. Pero como sabéis, siempre tengo sitio para un postre.

Estado Puro-24

Y a medida que iban llegando los platos y se iban acabando los vodka tonic, íbamos pidiendo refill. No preguntéis cuántos bebimos. Como colofón a una velada fantástica apareció Paco Roncero un rato para saludar y charlar con nosotros.

Estado Puro-23

Las chicas se hicieron unas cuantas fotos con él (¡qué tendrán estos chefs que no tengamos los demás, me pregunto? :D), y lo gracioso fue que cuando se iba, los de la mesa de al lado le reconocieron y le pidieron que se sentara con ellos para hacerse unas fotos.

En definitiva, una gran velada, una gran compañía, y muchas fotos hechas, que por supuesto podéis ver en su correspondiente set de Flickr.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies