Qué ver y hacer en Tromsø, en la Laponia noruega

Tromsø o la “capital del Ártico” es una ciudad situada en la Laponia noruega, por encima del paralelo 69, que resulta especialmente indicada para disfrutar del sol de medianoche o de las auroras boreales, según cuando la visitemos. Pero además de todo esto, la ciudad tiene mucho más que ver…

Tengo la suerte de haber visitado Tromsø en dos ocasiones muy seguidas, una en julio de 2014 invitado por la Oficina de Turismo de Noruega, donde pude disfrutar de la espectacularidad del sol de medianoche y otra entre diciembre de 2014 y enero de 2015, en este caso de vacaciones familiares pagadas de mi bolsillo con el plan de disfrutar del fin de año y de las auroras boreales.

Como ya hiciéramos con Trondheim, antes de las vacaciones en Tromsø preparamos un mapa con la mayor parte de los sitios interesantes que visitar no sólo en la ciudad sino también en sus alrededores. Os lo incluyo para que os sirva de referencia y, a continuación, os cuento de primera mano algunas visitas que merecen la pena. En algunos casos, tengo incluso entradas específicas que extienden la información que aquí podéis encontrar. Además, podréis ver en el mapa sitios de interés a las afueras de la ciudad, que si vais pocos días, es posible que no os dé tiempo a ver, pero para visitas más largas os puede servir de guía.

La ciudad de Tromsø cuenta con más de 72.000 habitantes y, gracias a su aeropuerto, es la zona urbana más importante del norte de Noruega y la segunda más importante del mundo. Por eso aquí no nos aburriremos porque, pese a estar mucho más al norte que otras ciudades noruegas, recibe muchísimos turistas tanto por avión como por barco, gracias a que es una de las paradas del crucero Hurtigruten.

La catedral del Ártico

Quizás sea una de las atracciones turísticas más fotografiadas y reconocidas de la ciudad, aunque lo cierto es que no es más que una iglesia parroquial, no la catedral de la ciudad y en realidad tampoco éste es su nombre oficial: Iglesia de Tromsdalen sería lo correcto. Pero nadie que yo conozca la llama así. Y es que su arquitectura hace de la Ishavskatedralen (en noruego :D) algo único. Tenéis mucha más información y fotos en este post.

Qué ver en Tromso-11

Laponia Noruega en 4 Días-20

En julio hay conciertos a medianoche, con un sol espectacular en el cielo y el día de Nochevieja también hay conciertos para despedir el año. En los de julio, la luz que hay cerca de la medianoche, como si fuera un atardecer constante que no acaba, es espectacular.

La catedral de Tromsø

Ya que hablábamos de la catedral no oficial, hagámoslo también de la oficial (protestante, en este caso), que es la única catedral de Noruega construida en madera, junto con otra que también está en Tromsø.

Qué ver en Tromso-28

Es de estilo neogótico y su construcción comenzó en 1861 y está situada en una plaza con zonas verdes en pleno centro de la ciudad. Imposible perdérsela.

La catedral de Nuestra Señora de Tromsø

Parece que en Tromsø les gustan las iglesias, ¿verdad? Y es que en la misma ciudad encontramos la catedral católica de Nuestra Señora de Tromso, que junto con la catedral protestante son las dos únicas catedrales de madera del país.

Qué ver en Tromso-33

En este caso, además, y por poca distancia, resulta ser la catedral cristiana más septentrional del mundo y la encontramos en Torget o la plaza principal (de la que os hablo más adelante).

Centro de Ciencia del Norte de Noruega

Este museo de ciencia interactivo (en noruego se llama Nordnorsk Vitensenter) está situado junto a la Universidad de Tromsø y es perfecto para visitar con niños, como hice yo.

Qué ver en Tromso-12

Qué ver en Tromso-24

Todo es interactivo, todo se puede tocar y no os podéis ni imaginar lo rápido que se pasan las horas allí, además de que es muy didáctico.

El teleférico Fjellheisen

Cuando llegamos a Tromsø una de las primeras cosas que vemos mirando hacia la entrada del fiordo es que, en las montañas de la zona del continente, existe un teleférico que nos permite llegar a lo alto del monte Fløya, a 420 metros sobre el nivel del mar.

Qué ver en Tromso-7

En este caso, si queréis ampliar información y ver muchas más fotos, tenéis un post específico en este mismo blog con muchas más imágenes. Las vistas de la ciudad desde lo alto son espectaculares y, en verano con el sol de medianoche, más todavía. La que veis está hecha cerca de la 1 de la mañana.

Polaria

Inaugurado en 1998 y con una arquitectura exterior muy curiosa, es el acuario más septentrional del mundo (muchas cosas en Tromsø lo son, como podéis ver). Aunque en este caso, está más pensado para ser una experiencia educativa para niños más que un verdadero centro científico.

Qué ver en Tromso-22

Qué ver en Tromso-39

Por ello es pequeñito y, sin duda, lo más interesante es acudir en el momento en el que dan de comer a las 4 focas que allí viven. No las dan de comer para que hagan saltos ni nada por el estilo, sino que asistimos simplemente a su rutina diaria de ejercicios para mantenerlas activas. Y a los niños les encanta, igualmente.

El barco MS Polstjerna

Curioso que este barco, hoy convertido en museo, esté situado al lado de Polaria y sus focas, porque la labor principal de este barco era, precisamente, la caza de focas.

Qué ver en Tromso-30

Qué ver en Tromso-27

Hoy, en un precioso enclave acristalado, podemos movernos por los recovecos del barco y aprender cómo era la vida a bordo hace no tanto tiempo, con muchos dioramas explicativos sobre las condiciones de vida en el Ártico, sobre las herramientas para cazar focas, sobre la vestimenta, etc. Muy recomendable aunque ojo a las fechas de apertura, porque en verano lo pude visitar pero en invierno está cerrado.

Ølhallen, el paraíso de la cerveza

Ølhallen, abierto en 1928, es el pub más antiguo de Tromsø y está situado en lo que fueran las bodegas de la cervecera Mack.

Qué ver en Tromso-15

Qué ver en Tromso-16

La cantidad de cervezas de botella que allí tienen, pero sobre todo de grifo, hacen de este lugar un paraíso para cualquier amante de la cerveza. Y es que las hay para todos los gustos y en tres tamaños diferentes, para que nadie se queje.

La cervecera Mack y su tienda

No podía hablaros de Ølhallen sin hablar de la cervecera Mack, aún más antigua ya que data de 1877 y, hasta 2012, cuando trasladaron su producción a una fábrica más moderna, tuvo el título de la cervecera más septentrional del mundo.

Qué ver en Tromso-4

En los meses de verano podemos ver una de las camionetas antiguas que utilizó la marca para transportar su cerveza. Y al lado del pub hay una tienda que es una maravilla para el aficionado a esta bebida y que es también el punto de partida de las visitas guiadas que se realizan (y que en algunos casos incluyen degustación en Ølhallen).

Biblioteca pública y archivo de la ciudad

¿Visitar una biblioteca cuando vas de vacaciones? Sí, si es tan espectacular como la de Tromsø. La biblioteca se acabó de construir en 2005 bajo el techo original del antiguo cine Fokus, diseñado por el arquitecto Gunnar Bøgeberg Haugen en 1969.

Laponia Noruega en 4 Días-14

La cubierta está basada en las obras del famoso arquitecto mexicano Félix Candela, conocido por su uso de formas paraboloides hiperbólicas como las que encontramos en esta biblioteca.

Museo Polar

En un precioso edificio de color rojo preservado que data de 1830 encontramos uno de los museos más interesantes de la ciudad, que cuenta la historia de las exploraciones del Ártico.

Qué ver en Tromso-29

Y ojo que engaña, porque visto por fuera no parece tan grande pero una vez dentro encontramos muchísimo que ver, con secciones dedicadas a Amundsen, a la caza de focas, a la vida de los tramperos en el norte de Noruega, etc. Muy recomendable.

El Puente de Tromsø

Hasta su inauguración en 1960 Tromsø estaba conectada con el continente únicamente con un servicio de ferry, así que os podéis imaginar que, entonces, el tamaño de la ciudad no era tan grande como lo es hoy en día.

Qué ver en Tromso-3

Qué ver en Tromso-18

Pero con la inauguración del aeropuerto en 1964 y lo que eso supuso para el crecimiento de la ciudad, el puente acabó estando siempre congestionado, hasta que se inauguró el túnel submarino de Tromsøysund que alivió los problemas de tráfico. El puente tiene aceras y puede ser interesante caminarlo hasta la mitad y poder ver desde ahí tanto Tromsø como el continente desde una perspectiva diferente.

Skansen

Aquí encontramos la casa más antigua de Tromsø, que data de 1789 y cuyos cimientos son restos de fortificaciones medievales posiblemente del siglo XIII, que hoy se muestran como un pequeño parque.

Qué ver en Tromso-35

En verano suele haber una cafetería al aire libre en la que poder tomar algo; en invierno, sin embargo, cubierto de nieve y hielo, resulta menos interesante.

Torget o plaza principal

Esta plaza de Tromsø en cuesta merece la pena porque allí comienza Storgata, la calle principal de la ciudad que en su primer tramo es peatonal y también allí tenemos la catedral católica de la que os he hablado.

Qué ver en Tromso-23

Qué ver en Tromso-25

Pero además, en la parte más alta de la plaza tenemos el edificio del antiguo Ayuntamiento que es de 1892, el templete de música (de 1894) y la estatua del rey Haakon VII de Noruega, conocido por su defensa de la democracia ante la invasión alemana en la Segunda Guerra Mundial.

Qué ver en Tromso-21

Qué ver en Tromso-6
En la plaza encontraremos también la Casa de la Cultura y, además, aunque en la zona de la plaza más cercana al puerto, la estatua llamada Fangstmonument (cazador ártico), obra del artista Sivert Donali que muestra a un ballenero en un bote, armado con su arpón.

El puerto

Hablamos de un puerto no muy grande pero fácilmente situado para pasear por él ya que se encuentra al final de la plaza principal de la ciudad. Si os alojáis en el hotel Scandic Ishavshotel y tenéis una habitación que dé hacia el puerto, podréis tener maravillosas vistas de la ciudad.

Qué ver en Tromso-5

Desde allí tenemos bonitas vistas del continente, con la Catedral del Ártico al fondo y el Puente de Tromsø a su izquierda. Además, tenemos bonitas vistas del monte Fløya.

Qué ver en Tromso-38

Por eso, es el lugar ideal para disfrutar del Año Nuevo, ya que los fuegos artificiales oficiales que se lanzan desde lo alto de este monte se ven perfectamente, así como todos los que se lanzan desde Tromsdalen, al otro lado del fiordo. Además de que siempre se llena de gente con ganas de pasarlo bien.

Un paseo por Storgata

Storgata (que podríamos traducir como “calle mayor”) es la calle principal de Tromsø y en la primera parte de su recorrido es, además, peatonal.

Qué ver en Tromso-34

A lo largo de ella encontramos casas y tiendas de madera pintadas de diferentes colores que nos trasladan a una Noruega de hace tiempo, menos moderna y más integrada con el entorno.

Qué ver en Tromso-2

Si seguimos caminando por ella acabaríamos llegando a la catedral y, más allá, a la cervecera Mack y a Polaria, entre otros.

La estación de tren

¿No has dicho que Tromsø no tiene estación de tren? En efecto, pero si hacéis una búsqueda, es posible que encontréis menciones y referencias a una estación. Hablamos, en este caso, de un pub con temática ferroviaria, jugando con lo que pudo ser y nunca fue (y no parece que vaya a ser en el futuro, tampoco). Así que si os encontráis con Jernbanestajon, no os confundáis.

Qué ver en Tromso-9

Strandtorget

Una plaza cerca del muelle donde atracan los cruceros de Hurtigruten, con alguna zona infantil, muchos restaurantes a su alrededor y un centro comercial moderno llamado Nerstranda. Ideal para compras de última hora o para comer algo.

Qué ver en Tromso-32

Senderismo

Los alrededores de Tromsø están repletos de lugares por los que disfrutar de paisajes hermosísimos por los que hacer senderismo. La isla de Kvaløya está a menos de media hora en coche y puede ser un buen punto para hacer senderismo.

Qué ver en Tromso-36

Qué ver en Tromso-1

Otra excursión interesante que podemos hacer es ir hasta la isla de Sommarøya y allí subir hasta el punto más alto de Hillesøya, a 211 metros sobre el nivel del mar con unas vistas que casi pareciera que estamos en el Caribe y no en la Laponia noruega.

Ver el sol de medianoche

Esto es algo bien fácil que no necesita de un lugar específico, puesto que si vamos a partir de mediados de mayo podremos empezar a disfrutar de esta experiencia. Cuando yo visité la ciudad, en junio, estábamos en la mejor época porque no había ni un sólo minuto de oscuridad.

Qué ver en Tromso-20

Poder subir al teleférico a las 00:30 horas y que tengas una luz perfecta es algo maravilloso, aunque al cuerpo le cueste un poco acostumbrarse. Pero habiendo probado los dos extremos, el de luz todo el día y el de noche todo el día, aunque el sol de medianoche no sea tan espectacular como una aurora, la energía que te da y lo mucho que puedes sacar partido a la ciudad es algo inigualable. ¡Todas mis fotos de invierno son a oscuras y todo cerraba demasiado pronto!

Ir a cazar auroras boreales

Suelen ser algo más complicadas de disfrutar que el sol de medianoche, porque necesitan de cielos despejados y poca contaminación lumínica, pero en momentos propios se pueden disfrutar desde la propia ciudad.

Auroras Boreales en Noruega-51

Si no es así, siempre podéis apuntaros a un safari de auroras boreales como el que yo hice con mi familia y que os cuento también en el blog. Para mí, fue una de esas cosas que tachar de la lista de pendientes.

La oficina de turismo y la estatua de Amundsen

La oficina de turismo de Tromsø está situada en un bonito edificio de madera blanca, cerca del puerto donde atracan los barcos de Hurtigruten.

Qué ver en Tromso-14

Qué ver en Tromso-8

Y allí al lado, en una pequeña plaza, encontramos una estatua de Roald Amundsen, vestido con ropas adecuadas para una expedición polar (cerca del Museo Polar hay también un busto de este famoso explorador noruego, que fue el primero en llegar al Polo Sur, en pugna con el británico Scott). Visto por delante, la catedral le da un fondo bonito a la estatua y si la vemos por detrás, el famoso explorador noruego parece estar mirando el fiordo y las montañas.

Y para finalizar, por si os decidís visitar Tromsø y no sabéis dónde comer, os dejo unas cuantas ideas. Por supuesto, hay muchas más, pero resulta que estas que os cuento las he probado todas así que os las puedo recomendar sin problemas:

Qué ver en Tromso-10

  • Peppes Pizza: una cadena de pizzerías repartidas por toda Noruega que, sorprendentemente, están bastante bien y que, cuando viajas con niños, te resuelven la papeleta.
  • Egon: otra cadena de restaurantes en toda Noruega, en este caso “familiares”. La carta tiene un poco de todo, desde carnes, hamburguesas, pastas, pizzas hasta ensaladas. Lo curioso es que tienes que decidir lo que vas a comer e ir a pedirlo a la barra central. Ellos ya te lo llevan a la mesa y te lo recogen, pero no hay servicio en mesa. Los precios, caros porque estamos en Noruega, pero de lo más barato que hay por allí.
  • Aunegården: cafetería restaurante con encanto que se encuentra en un edificio del siglo XIX que hasta 1996 fue una carnicería.
  • 69ºN: un restaurante de tipo brasserie especializado en platos con ingredientes locales con un toque final de cocina francesa. Es algo caro pero se come muy bien. Estuve allí tanto en verano, invitado, como en la cena de Nochevieja con mi familia pagándolo de mi bolsillo y, aunque no tenían menú infantil y ese día sólo hacían menú cerrado, le hicieron un plato de la carta normal a mi hijo. Así que además de buena comida, buen servicio.
  • Fiskekompaniet: restaurante especializado en pescado y mariscos situado en el mismo puerto. Uno de los sitios guapos de la ciudad, con una bodega a la vista considerable y buen producto. Cené allí en el blogtrip que hice a esta ciudad en verano y como me gustó, luego volví con mi familia en invierno (y lo disfruté más todavía). El pescado que sirvieron a mi hijo, una ración de bacalao más que suficiente, la servían sin coste adicional Un detallazo.
  • Roast: restaurante especializado en carnes situado dentro del precioso hotel Scandic Ishavshotel. Cuando estuve en verano todavía no estaba abierto pero para cuando visité la ciudad a finales de año sí y no me lo quise perder.

Deja un comentario

19 comments

  1. Laura

    ¡Muy completo! Cómo cambian los paisajes de julio a diciembre/enero, eeeeh… :D

    • Luis

      Uf, cambian un montón!!!! :)

  2. Manu

    Muy buen reportaje y muy completo. Como todos!!!!

    Recuerdo en Tromso un bar de hielo. Sus dueños son españoles. En la temporada de otoño invierno abren el bar. Bien merece una visita.

    Lo que mas me gusto de Tromso. Yo estuve en invierno . Fue los paseos después de cenar por una ciudad prácticamente fantasma. Con el frío del invierno. La verdad es que no duraban mucho jejeje.

    La llegada en el barco también mola mucho. El puerto me pareció mitad industrial mitad dedicado a la pesca. Con un poco de imaginación te imaginas los barcos saliendo a cazar hace no tanto tiempo.

    Muy buena entrada. Como todas, repito.

    Un saludo viajero.
    Fdo: Manu.

  3. Pingback: El color del sol de medianoche en Alta (Noruega)

  4. Pingback: La espectacular catedral del ártico en Tromso - Profundidad de Campo

  5. Pingback: Qué ver en Tromsø (Noruega) - Viaje al Atardecer

  6. Pingback: Tromsø | De puerto en puerto

  7. MARIO

    Muy interesante y hermoso todo…..me gustaría que me indiques en que fecha viajar para ver las auroras, cual es la época ideal para ese viaje y de que temperatura estamos hablando, ya que donde yo vivio como minimo tenemos -1 o -2 grados en invierno….muy distinto a Noruega.
    Nosotros llegamos en un viaje anterior hasta Alesund…..recorriendo parte de,los fiordos,,,pero fuimos en Agosto.-

    Muchas gracias.-

    MARIO- ARGENTINA

    • Luis

      Las auroras se ven mejor en invierno, así que enero o febrero suelen ser meses perfectos. Las temperaturas, pues depende del día y de si hay lluvia (que atempera) o no. Puede ser de -10 a -20 o incluso menos…

  8. Lusanda

    Gracias Luis por toda la información. Iré el próximo mes de diciembre a Tromso y espero haya suerte con las auroras; te mandaré una foto.

    • Luis

      Genial, me encantará verlas :)

  9. Dario

    Hola, Luis! Muy interesante y útil tu posteo, en 2017 iré al Norte de Europa y estoy empezando a ver mis posibilidades….queria aprovechar para consultarte que piensas de mis chances si voy a Tromso entre el 10 y el 15 de Abril para ver Auroras Boreales?
    Muchas gracias!

    • Luis

      Yo creo que a mediados de abril ya empieza a ser algo complicado eh? Igual si tienes suerte alguna cae, pero va a estar complicadillo.

  10. Eva

    Hola! Muchas gracias por toda la información!!! Si no te importa me gustaría hacerte una pregunta, tengo planeado un viaje a Tromso en febrero, para ver intentar ver auroras boreales, pero además nos gustaría ver los paisajes de la zona y quería preguntarte ¿crees que en invierno será posible hacer alguna ruta de senderismo por los alrededores, como por ejemplo las que has comentado? ¿o estará todo muy nevado?
    Muchísimas gracias :)

    • Luis

      Con buen calzado y buen aislamiento térmico, seguro que parte lo puedes hacer. Pero yo contactaría con alguna empresa de tours como la que usamos nosotros para ir a ver las auroras boreales, porque suelen hacer excursiones, algunas hasta con trineo de perros y saben perfectamente las condiciones climatológicas en cada momento y se conocen el terreno perfectamente.

  11. Tanya

    ¡ Hola! Mi pareja y yo viajamos a Tromso dentro de un par de semanas y la verdad es que hemos cogido algunos recortes de tu blog, que seguramente nos servirán de ayuda. Ya te informaremos a la vuelta :)

    • Luis

      Genial Tanya, disfrutad mucho de la ciudad, ya me contarás :)

  12. José Luis Navarro Pando

    Gran post. El próximo verano hacemos un crucero con escala en Tromso y me será de gran utilidad. Que recomiendas como indispensable para un dia?
    Muchas gracias!!