Profundidad de Campo

Shake Shack, la hamburguesa perfecta

O mejor dicho, casi perfecta, porque si encuentras la perfección, ya no tiene sentido seguir buscando, con lo que se pierde parte de la gracia. El caso es que de todas las hamburguesas que he probado os puedo decir sin lugar a dudas que las de Shake Shack son las mejores.

Mi primer recuerdo de las hamburguesas de Shake Shack son de un episodio de CSI: New York, cuando la víctima de turno tenía una hamburguesa a medio comer al lado, y uno de los policías habla de que le gustaba la comida basura, y otro le contesta que de basura nada, que era comida rápida pero gourmet, o algo parecido.Luego, en las vacaciones de diciembre de 2010 que hicimos en Miami Beach, estuvimos dos veces en el Shake Shack de allí, y fue tan bueno como esperaba.

Shake Shack es una cadena de hamburgueserías atípica porque es muy pequeña, ya que el primer restaurante se abrió en 2004 en Nueva York, en Madison Square Park. Ahora hay varios restaurantes más en Nueva York, pero siguen siendo muy, muy poquitos (7 contando con el original). Fuera de Nueva York, han abierto uno hace nada en Washington D.C., donde hay previsto abrir un segundo, tienen uno que acaba de cumplir un año en South Beach (Miami Beach), que es en el que estuve, y planean expandirse por Miami, y hay uno en Saratoga Springs (Nueva York) y otro en Westport (Connecticut). Sin duda lo más curioso de esta cadena es que, pese a lo pequeña que es, cuenta con un restaurante en Dubai y otro en Kuwait que va a abrir este julio.

La carne, protagonista principal

Aunque una buena hamburguesa es un equilibrio entre sus partes, no podemos negar que la carne es la protagonista, y si ésta no es buena, la hamburguesa al final será decepcionante. Shake Shack utilizan, como In-N-Out y Five Guys, carne picada a diario y siempre fresca, nunca congelada.

En los restaurantes de Nueva York, además, se la prepara Pat LaFrieda, uno de los proveedores de carne más reputados de Estados Unidos por su calidad, y utilizan una mezcla propietaria de piezas de vacuno de las que no sueltan prenda, pero que es tierna, jugosa y con gran sabor, todo en uno. Por si os pica la curiosidad, utilizan carne de raza Angus totalmente natural, sin hormonas ni antibióticos, con la que forman cachos de carne de unos 120 gramos (un cuarto de libra, vaya), que se cocina a la parrilla.

Luego utilizan como pan un potato roll tostado que sinceramente, de todos los panes de hamburguesa que he probado, es el mejor, y le añaden lechuga lavada a mano en cada restaurante y dos rodajas de tomate bien fresco y sabroso. El queso es de tipo americano, que queda estupendo porque funde muy bien.

Y algunas de sus hamburguesas llevan su ShackSauce, que es una mezcla de mayonesa, ketchup, mostaza y pepinillos picados que está muy, muy rica, y que de hecho yo suelo preparar en casa cuando hago hamburguesas.

Un menú sencillo pero efectivo

El menú en un Shake Shack es muy, muy sencillo y es que, aunque ofrecen también perritos calientes, la parte de hamburguesas tiene pocas variantes, y encontramos:

Como veis, muy sencillo y no demasiado caro y la carne está tan rica que se puede pedir la Hamburger normal si queréis saborearla en su plenitud, aunque yo me quedo con la Shack Burger doble, como no podía ser de otra forma.

Las patatas son del tipo Yukon Gold, y según dicen, no tienen grasas no saturadas, y las sirven normales o con una salsa de quesos a base de cheddar y de queso americano que también probamos y estaba espectacular.

Los batidos también están a la orden del día así como el frozen custard, y suelen tener en cada restaurante la lista de sabores para la semana, así que aunque pueda ser una bomba, no dejéis de probarlos si vais a uno.

Curiosidades

Existe una aplicación para iPhone llamada Shack HQ que incluye los menús de todos los restaurantes, los contenidos del Twitter oficial de Shake Shack, la lista de sabores semanales de frozen custard y lo que puede ser más importante, conecta con la webcam que tienen en el restaurante original, el de Madison Square Park, para poder ver la cola que hay, y es que Shake Shack es muy, muy popular, y especialmente cuando hace bueno, las colas que se forman en este restaurante pueden llegar a ser importantes.

Existe otra aplicación, llamada Shakedown que aunque empezó siendo de pago ahora es gratuita y se integra con Foursquare para decirte si alguno de tus contactos está haciendo cola para poder aprovecharte de lo bonita que es la amistad y ahorrarte unos cuantos minutos de espera. Te informa también de cuántas personas están esperando en la cola y cuál es el sabor del día del frozen custard.

Además, también cuenta con página fan en Facebook por si queréis echarle un ojo.

¿Cuál es mejor?

Cuando viajas a Estados Unidos, si te gustan las hamburguesas, conviene investigar un poco si en la ciudad a la que vas habrá un Shake Shack, un Five Guys o un In-N-Out, porque son para mí las tres mejores cadenas de hamburguesas, ya que son las que mejor tratan la carne y mejor conjunto ofrecen. Eso sí, encontrar un ganador de entre estos tres no es tarea fácil, y cada persona tendrá su favorito.

En mi caso, y como decía al principio, no tengo ninguna duda, la mejor sin duda es Shake Shack, y es que la carne es espectacular, el queso riquísimo y el pan de lo mejorcito que he probado. In-N-Out quedaría en un segundo lugar y Five Guys en tercer lugar, pero vaya, si voy a alguna ciudad estadounidense y hay alguna de estas tres cadenas, sé que comeré buenas hamburguesas.

En AHT sometieron a estas hamburguesas a una lucha sin cuartel para ver cuál era mejor, y para ellos Shake Shack también destacaba como la mejor.

Las fotos las hizo Laura en nuestra primera visita al Shake Shack de South Beach, recién llegados a Miami, con la S90, de ahí el ruido que veis , y las tenéis en su correspondiente set en Flickr.

Salir de la versión móvil