Tommy Mel's, hamburguesas al estilo diner

Tommy Mel’s, hamburguesas al estilo diner

Otro de los restaurantes que se ha sumado al boom en Madrid de las hamburguesas es Tommy Mel’s. En este caso, hablamos de un restaurante perteneciente a un grupo de restauración y que admite franquicias. De hecho, en estos momentos existen otros tres Tommy Mel’s además del original, uno en el centro comercial Plenilunio, otro en el centro comercial Xanadú, ambos en Madrid y un tercero en León.

Hamburguesa doble Heart Break Hotel de Tommy Mel's. Muy buena
Hamburguesa doble Heart Break Hotel de Tommy Mel’s. Muy buena

En sus primeros momentos de vida solía estar bastante menos lleno que el cercano New York Burger, y si te acercabas por el segundo y no había sitio, como solía ocurrir si ibas sin reserva, no era raro intentarlo en Tommy Mel’s. Ahora, sin embargo, Tommy Mel’s ha adquirido una gran popularidad, y aunque el servicio es bastante eficiente y no hay que esperar mucho para ser servido, como además no se aceptan reservas, casi siempre hay gente esperando para comer.

La decoración del local es del estilo de la de un diner de los años 50 y casi parece que estuviéramos metidos de lleno en Grease, y John Travolta fuera a aparecer en cualquier momento por la puerta. Los asientos, las mesas, los taburetes y la decoración, todo ayuda a situarnos en la América de esos años. Y hasta los uniformes rosas de las camareras, estilo bata corta, con zapatillas deportivas, nos transporta a aquella época. Además, de vez en cuando hacen fiestas temáticas, como en Halloween, donde decoran el local a fondo, como se puede comprobar en la siguiente imagen.

TommyMels-3

Las hamburguesas

Las hamburguesas de Tommy Mel’s están hechas de carne de vacuno, y aunque no se pica en los restaurantes, si se envía de forma diaria, de forma que nunca están congeladas. Hay algunos sitios que mencionan que la carne es de buey, pero la propia página web del restaurante lo deja bien claro.

La carne viene en dos tamaños, 160 y 250 gramos, aunque el tamaño base de las hamburguesas es el de 160 gramos, aunque por 1,95€ podemos cambiar la carne de tamaño estándar por la grande. Al ser el tamaño básico relativamente pequeño, viene formado en trozos no muy gruesos, pero pese a ello consiguen mantener el nivel de cocción requerido. En mi caso, pedí mi hamburguesa al punto, y pese a que los cachos de carne eran finitos, el centro tenía ese toque rosita que tanto me gusta y está muy jugosa y muy tierna.

A pesar de que la carne de 160 gramos es fina, viene cocinada al punto perfectamente
A pesar de que la carne de 160 gramos es fina, viene cocinada al punto perfectamente

El pan es artesano y hecho en exclusiva para Tommy Mel’s, y aunque a primera vista da la sensación de que va a ser un pan de corteza dura y consistente, la realidad es que es esponjoso y suave, pero no pierde la consistencia más que en los últimos bocados de hamburguesas como la Heart Break Hotel, que al ser doble siempre resulta más complicado para el pan.

La crítica principal que se le puede hacer, como en otros restaurantes, es que hay un único tamaño de pan. Si pides las hamburguesas de 160 gramos no tendrás problema porque el tamaño de la carne y del pan encajan bastante bien. Pero si pides la carne de 250 gramos, verás como ésta sobresale por los lados, perdiéndose la gracia de una hamburguesa mayor al no poder disfrutar de carne, pan y complementos en el mismo bocado.

Varias de las hamburguesas vienen con salsa MELS, una salsa marca de la casa que es del estilo de la que suelo hacer en casa para mis hamburguesas, con pepinillos y mezclando ketchup con mayonesa y mostaza, y que a mí sencillamente me encanta.

Las opciones de la carta suelen tener nombres que evocan los años 50, con cierta inspiración elvisiana como la mencionada Heart Break Hotel o la Viva las Vegas, y con combinaciones de sabores curiosas. La Viva las Vegas tiene crema de queso con nueces y cebolla crujiente (6,95€), la The Atomic tiene chili con carne y quesos gratinados (6,40€), y para los que no quieran aventuras, tienen la hamburguesa Classic por 6,50€.

Para los muy carnívoros, como yo, está la Heart Break Hotel que es la que me pido siempre y tiene doble de carne, doble de queso, doble de bacon, salsa MELS y un huevo frito, por 9,95€. Pero si tenéis más hambre, podéis sustituir los dos cachos de carne de 160 gramos cada uno por dos de 250 gramos, para hacer una mega-hamburguesa, aunque esta opción a mí sólo me la han preguntado una vez de todas las que he estado en Tommy Mel’s. Supongo que es lógico, si pides la hamburguesa más grande, ya es más que suficiente, pensarán.

El resto de la carta

Como podéis ver, los precios no son excesivos teniendo en cuenta que hablamos de hamburguesas de calidad y con un pan también muy interesante, aunque no incluyen las patatas, e incluirlas nos supone 2,95€ adicionales.

Las patatas con queso y bacon. Una bomba de relojería para una sola persona, mejor para compartir
Las patatas con queso y bacon. Una bomba de relojería para una sola persona, mejor para compartir

Eso sí, ya que se piden y pagan aparte, la ración de patatas no es la típica que solemos ver cuando están incluidas en el precio, sino un bol con una cantidad generosa. Y la carta no sólo nos ofrece las típicas patatas fritas, que están bastante buenas, sino que además podemos pedirlas con queso y bacon, con chili o con queso azul, y sinceramente, con una ración para dos personas tenéis más que de sobra. En mi última vez allí me pedí las de queso y bacon para mí solo, y me costó terminármelas.

El resto de los platos para acompañar las hamburguesas son los típicos, aros de cebolla, alitas, nachos y ensalada de col. Luego existe una carta de postres que tiene un buen número de opciones, entre los postres típicos como brownie o tartas de queso y además tienen pancakes, helados, sundaes y batidos de varios tipos (normales, de luxe y premium).

En mi caso, y aprovechando que fui el día de Halloween, que tenían algunos platos especiales, me pedí una Pumpkin Chiffon Pie, una tarta de calabaza con merengue por encima, muy ligera y muy rica, que es una pena que no tengan de forma regular en la carta.

TommyMels-9

Ah, y si queréis, también hay carta de cócteles, para los que quieran disfrutar de las hamburguesas con una bebida diferente a los típicos refrescos. Hablando de refrescos, en el Tommy Mel’s son de fuente, es decir, polvos mezclados con agua, lo que es una pena porque ya sabéis que prefiero las botellas de Coca Cola de 350ml.

Pero en cualquier caso, merece la pena ir a Tommy Mel’s, porque las hamburguesas están muy buenas. Por cierto, como siempre, tenéis en Flickr el set de fotos de Tommy Mel’s.

Luis
Luis

Luis es el fundador y director de Japonismo.com, la mejor página web sobre Japón. Tiene un máster en estudios contemporáneos de China y Japón y además es ingeniero de telecomunicación. Antes de dedicarse a Japonismo fue program manager en Google, en Londres.